6 sept. 2011

insospechado

Mil maneras de decir lo mismo
y no alcanzan palabras
ni canciones.
solo la distancia justifica el momento de la zozobra

Solo del que se creia inmune a todo.
al dolor y al despecho
al celo imposible.
a un dolor que no llegaba.
a una melancolia intransitable.

y de repente uno se da cuenta que las cosas se dan
de uina manera insospechable
donde el vacio estaba, hay un lleno no esperado.
una alegria desmesurada.pero calma

distancias puestas adrede.
marcadas a fuego por la costumbre del estar solo
y libre como el viento.
mañas de un empedernido solitario

y en la ola vespertina de un dia en otro lado
y en otro tiempo
el desencadenamiento se hace carne.
el extrañar se hace posible
la eterna melancolia de una lluvia en la ventana
en una palmera atizada por los ojos nauseabundos
de lagrimas y apretujones.
y ahi el alma da recibo de lo que no se percibia
por todo el silenciador de la velocidad autoimpuesta
ahora que esta mañana los pajaros resuenan por todos lados
quiero estar alla.cuando estoy aca.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bueno !! felicitaciones
Silvia.

Fede RD dijo...

Grande Santi!! volve por sonora pronto que se te extraña! abrazo